En un terreno municipal de cuatro hectáreas, localizado en el sector Bellavista, al sur del cantón de Azogues, desde ayer se construyen dos casas modelo correspondientes al plan de vivienda municipal, que estarán listas para enero del próximo año.

El valor por cada vivienda oscilará entre 39.000 y 48.000 dólares y contarán con obras de infraestructura básica como agua potable, alcantarillado, servicio de energía eléctrica y vías de acceso.
Los requisitos para las personas interesadas en acceder a este proyecto son: no tener una vivienda propia, llenar un formulario y ser calificado por una entidad bancaria que les acredite el préstamo correspondiente.
Hasta la fecha, hay 40 carpetas precalificadas por la Municipalidad de las 200 recibidas desde junio de este año, así lo dio a conocer José Navas, director de la Unidad de Vivienda.

Propuestas
Las casas modelos que podrán ser visitadas por los interesados desde el año siguiente muestran dos alternativas en cuanto a sus dimensiones y precio.
La primera costará 39.000 dólares y tendrá en total 105 metros cuadrados, de los cuales 65 serán de construcción. La segunda opción bordeará los 48.000 dólares que representará el pago por los 146 metros cuadrados, de los cuales 71 serán de construcción.

Estas residencias tendrán el mismo estilo de construcción: serán de una sola planta y espacios para sala, happy wheels demo comedor, cocina, tres dormitorios, garaje, lavandería y espacios verdes. Además, la urbanización contará con espacios comunitarios para equipamientos, tales como cancha deportiva y un parque.

Navas detalló que el terreno está estructurado en manzanas de 18 casas cada una. “El proyecto se desarrollará en etapas y de acuerdo al número de personas interesadas”, detalló.
Reiteró que la elaboración de este plan les tomó un año, a fin de obtener los estudios hidrosanitarios, eléctricos y viales necesarios.
El alcalde, Virgilio Saquicela, indicó que este proyecto costará seis millones de dólares, por lo que se espera que sea sustentable en el tiempo y con el objetivo de replicar nuevos planes en el futuro, ya que cuentan con el trabajo de técnicos, personal y maquinaria de la Municipalidad que permiten abaratar costos.

“En el cantón, hasta la fecha, hay una necesidad habitacional que supera las 1.000 viviendas”, refirió el burgomaestre.
Agregó que en los próximos meses y de acuerdo con el avance de este proyecto, se prevé la expropiación de nuevos terrenos en Chavay, cerca de Charasol, para destinarlos a proyectos de vivienda de interés social.
Las maquetas correspondientes a este proyecto se encuentran disponibles para las personas interesadas en observarlas en las oficinas de la Unidad de Vivienda, ubicadas en el local del centro comercial Bartolomé Serrano.

Facebook

DALE CLICK EN LIKE (ME GUSTA)